UNA CRISIS ECONOMICA MUNDIAL

Redactar un editorial, con la ingente cantidad de noticias que manejamos en una redacción, no es una tarea sencilla. Nuestro primer estreno, estaba referido a la España que ha tomado la decisión de cambiar de rumbo político. Quizás España, sea una de las naciones más necesitadas en éste momento, de inversores que generen riqueza. Pero, ¿dónde vamos a encontrarlos? Cada continente, tiene sus crisis particulares. Al drama del Cuerno de Africa, se suman los ingentes problemas en Egipto, Irán y Siria. Pero en Japón, Chile o Brasil, también hay graves problemas sociales, motivados por una nefasta política, que favorezca realmente, a los más necesitados. Pero claro, los poderes públicos, cuando se encuentran instalados en la poltrona, tienen la tendencia a no ser favorables a mirar por el pueblo sufriente. Todos nos piden confianza, ilusión, esperanza, saldremos de la crisis, pero ¿Cuándo? Llevamos ya demasiado tiempo sufriendo de forma dolorosa, un duro golpe, sobre nuestras maltrechas economías. La clase media española, protagonista del desarrollismo, en los años duros de la post-guerra mundial, está hundida en sus niveles de flotación. Sorprende las declaraciones del presidente de la patronal: estamos en quiebra, pero somos solventes. Si de verdad fuéramos solventes, ¿hubiéramos llegado a una situación como la actual? Los niveles de solvencia, no solo lo miden las denominadas “agencias de calificación”, tan de moda, sino el pulso económico de las economías particulares en su acción social, primordial para la inversión, nula en éstos momentos. Pero, ¿podemos tener solución? Si claro, volviendo a mirar hacia los valores morales y éticos, dejados de lado, y que nos han llevado hasta ésta situación. Solo pensando en la SOLIDARIDAD, la efectiva, la de verdad, podremos superar una crisis económica como la actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *