Connect
To Top

¿Cómo es una Navidad en la familia Kardashian?

La familia Kardashian es famosa por hacerlo todo hasta el extremo, y triunfar. Un perfecto ejemplo es la decoración de Kriss Jenner, la matriarca de la familia, que año tras año sorprende a sus nietos con la decoración navideña más extravagante de todo Calabasas, el barrio de Los Ángeles donde viven todas las hermanas. 

La encargada de mostrar el despligue de este año ha sido Kim, que ha llevado a sus dos hijos, North y Saint, a ver todos los detalles, como si de una atracción se tratara, de la impresionante casa. Ha sido a través de su Instagram Stories que nos ha trasladado al centro de operaciones de la familia, donde Kris desarrolla su trabajo como mánager de sus hijas.

Ya en la entrada a la casa multitud de muñecos al estilo soldado cascanueces con los colores de la Navidad y con la temática arcoiris, como explica la propia Kim en sus vídeos.

De los árboles del camino empedrado cuelgan decenas de luces como una lluvia de estrellas. ¡Pero eso no es lo más espectacular! En el famoso hall de la casa donde se ha grabado la mayor parte de las temporadas de Keeping Up with the Kardashians cuatro grandes árboles siguiendo la gama de colores, que se reflejan en el suelo blanco y negro del piso de abajo.

La mujer de Kanye West explica que otros años solía haber un enorme árbol que este año su madre ha decidido cambiar por cuatro más pequeños.

Rodeando la escalera doble que se encuentra uno nada más entrar en este impresionante vestíbulo, metros y metros de espumillón imitando a ramas de pino, adornado con las luces de colores que llenan la casa. Y lo más llamativo y, quizás, “artístico”, el impresionante oso polar hecho de espejo color rojo, casi del mismo tamaño que los árboles, guardando uno de los lados de la escalera.

Lo más divertido para los niños, los renos animados junto a la chimenea de una de las estancias que, para diversión de Kim, parecían reales ante lo que se oye a North, su hija mayor, asegurar con rapidez que no lo son. Una pena no haber podido ver en este recorrido al pequeño Saint, que sin duda estaría impresionado con este paraíso invernal que su abuela había montado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in ES SOCIEDAD