Valencia Basket, solidaridad en tiempos de crisis

No está el baloncesto, y menos el nacional, como para hacer dispendios. La mayoría de los clubes de la Liga Endesa se las ven y se las desean para conseguir un patrocinador que asegure su viabilidad, además de perseguir unas ayudas públicas que cada vez son menos cuantiosas.

En medio de ese desolador panorama, el Valencia Basket sorprendió ayer a todos anunciando su renuncia a ese dinero público que la Comunidad Valenciana tenía pensado destinar al club, con la única condición de que redunde en labores sociales.

El director general del club, Paco Raga, fue el encargado de hacer pública la noticia durante la Gala de presentación de las nuevas equipaciones. “Queremos seguir apostando por la cultura del esfuerzo. Seguir apostando, desde la humildad, por dar ejemplo y divulgar los valores necesarios para superar la crisis”, apuntó.

Una decisión valiente la del Valencia Basket, que tras sufrir el varapalo del adiós de Víctor Claver, no ha cambiado un ápice su filosofía deportiva e institucional. Aunque el club no recibirá esas subvenciones, no dejará de promocionar y divulgar los valores de la Comunidad como lo habían venido haciendo hasta entonces. “A cambio, solo pedimos que continúen apoyándonos con su relación y presencia en los partidos”. Esta filosofía ayudará a crear adeptos a la causa. Aficionados fieles que llenen la “Fonteta” como hasta ahora y que sientan que su club es uno más a la hora de arrimar el hombro en estos tiempos de crisis.

Dentro de su política de ayudas contra la depresión económica, el Valencia Basket regalará abonos a 75 chavales que habían superado sin mácula el curso pasado, tal y como había prometido al principio de la campaña anterior y prometió regalar 500 más a aquellos estudiantes de entre 14 y 17 que logren superar este curso de la misma manera.

Formas de innovar cuando el viento sopla en contra. Predicar con el ejemplo, como recordaba Raga, y lanzar un mensaje de ánimo. Aprobado con nota para el Valencia Basket fuera de la cancha… dentro, habrá que esperar aún unos meses para saber si las nuevas caras surten el efecto deseado.

EML|JV|AR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *