Vodafone cierra la compra de Ono por 7.200 millones

1394783073_0_original
ES+ACTUAL.AGENCIAS.- A partir de ahora, se están redactando los contratos de compra-venta, que se firmarán lo antes posible, en los próximos días.

La operación está condicionada, sin embargo, a la autorización de los reguladores, lo que demorará la materialización del acuerdo durante unos meses. Existe la duda de si el regulador será la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) o si será el área de Competencia de la Comisión Europea. El pasado martes, el presidente de la CNMC, José Manuel Marín Quemada, señaló que la hipotética compra de Digital + por parte de Telefónica sería una operación de ámbito comunitario, por lo que, previsiblemente, la compra de Ono por Vodafone, debido a la dimensión del gigante británico también entraría dentro de la misma categoría.

En cualquier caso no se esperan dificultades por ese lado, dado que la cuota de mercado conjunta de los dos negocios, tanto en banda ancha fija como en el móvil no supone ningún nivel de concentración alarmante. Con la venta de Ono se aborta el proceso de salida a bolsa de la compañía de cable que se aprobó en la Junta general de accionistas celebrada ayer mismo. La decisión de aprobar el acuerdo para salir a bolsa se tomó debido a que el pacto para la venta no se había alcanzado a tiempo a pesar de haber estado negociando durante toda la madrugada del jueves.

Con la compra de Ono, Vodafone se asegura el acceso a siete millones de hogares a los que el grupo de cable llega con infraestructura propia HFC (hibrido fibra y coaxial), una tecnología que le permite ofrecer altas velocidades (de 100 y 200 megabits) que, por el momento, pueden competir con la velocidad que ofrece Telefónica a sus clientes con su tecnología de fibra hasta el hogar (FTTH o Fiber to the home). De esta forma, Vodafone podrá ofrecer paquetes de servicios convergentes en los que el cliente recibirá teléfono, televisión, banda ancha fija y móvil, como está haciendo Telefónica.

Sin embargo, uno de los factores fundamentales para Vodafone será la capacidad de integración y gestión de tres redes fijas en paralelo: su red de ADSL basada en las centrales de Telefónica; la red de cable de Ono y su nueva red de FTTH, que está construyendo en colaboración con Orange y cuyo desarrollo futuro se convierte en una incógnita a partir de ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *