Connect
To Top

XXX Aniversario del Palau de la Música de Valencia

El 25 de abril de 1987, con personalidades como Ricard Pérez Casado, alcalde de la ciudad por entonces, Javier Solana, ministro de Cultura del Estado, o con Joan Lerma como presidente de la Generalitat, se inauguraba el Palau de la Música de Valencia.

30 años después de aquel día, donde a las puertas del edificio se concentró una manifestación de objetores de conciencia disuelta por la policía, el Palau sigue acogiendo numerosos conciertos y eventos que agrandan cada día mucho más su historia.

Su creador lo concibió como una enorme bóveda acristalada perfectamente integrada en el jardín que se abre ante él, diseñado por Bofill. Luz, agua y vegetación, armónicamente unidos, dan así la bienvenida al visitante que acude a escuchar buena música.

Enclavado en el llamado “pulmón de Valencia”, en al antiguo cauce del Turia, el Palacio de la Música de Valencia es uno edificios más emblemáticos de la Valencia actual y uno de los principales auditorios del país, siendo inaugurado el 25 de abril de 1987 tras las obras que comenzaron en 1984.

Su diseño se debe al arquitecto José María García de Paredes, Premio Nacional de Arquitectura y fallecido tres años después de la inauguración del Palau, quien anteriormente se había hecho cargo del auditorio de Granada y que también diseñó el de Madrid. Desde el principio, se pensó integrar el edificio a la zona de expansión de Valencia, en el tramo del río diseñado por el estudio de arquitectura de Ricardo Bofill.

Esta es la razón de la gran vidriera que rodea el Vestíbulo de los Naranjos, construida como una prolongación del jardín del río dentro del edificio. El auditorio cuenta con cuatro salas a que reciben los nombres de grandes músicos valencianos: ITURBI, la gran sala de conciertos sinfónicos para 1.800 personas y sede de la Orquesta de Valencia, RODRIGO, sala de cámara polivalente, para 420 espectadores, y las salas mellizas y simétricas. MARTIN I SOLER, y LUCRECIA BORI, las dos con capacidad para 100 personas, adscritas a conferencias y usos multidisciplinarios, además de otros vestíbulos y espacios.

Posteriormente, al primer edificio se añadió una ampliación subterránea en dos niveles, para que se adaptase a la silueta del edificio principal. Diseñado por el arquitecto Eduardo de Miguel, este anexo fue inaugurado el 26 de noviembre de 2002 y en él tienen cabida nuevas salas de ensayo y espacios para oficinas y administración.

El Palacio de la Música es un edificio treméndamente versátil. Sede permanente de la Orquesta de Valencia, el auditorio acoge también un gran número de conciertos sinfónicos, de cámara, conferencias, exposiciones y una gran diversidad de actos, incluso espectáculos de danza, teatro y ópera. Asimismo y como su propio nombre indica, el Palacio realiza importantes acontecimientos de congresos durante todo el año.

A lo largo de los años, la acústica del Palau ha sido unánimemente elogiada por los músicos y cantantes que han pisado su escenario, como Mstislav Leopóldovich Rostropóvich, Monserrat Caballé o como Plácido Domingo, quien, tras su primer concierto en el auditorio, exclamó espontáneamente: “El Palau es un Stradivarius”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Más Actual