Y el ‘president’ Fabra, liberando tortugas marinas…

javier-furio-representa-a-amdcomval-en-jornadas-periodismo-festivoEstamos cerca de elecciones, y eso es algo que cada día queda más patente en el día a día político. Lo dice no solo el calendario, sino la naturaleza de los actos que nuestros dirigentes políticos escogen para hacer sus apariciones públicas. Por norma general, temáticas faltas de polémica y, frecuentemente, con un aparente velo social que engalanen la imagen pública del cargo a promocionar.

En este caso, la pose le ha tocado al aún president de la Generalitat, Alberto Fabra, cuya imagen pública ha sufrido un importante varapalo tras su fallido intento de recoger avales entre los dirigentes del Partido Popular Valenciano -frustrado, todo hay que decirlo, por el omnipresente Alfonso Rus-. Así, no extraña en absoluto que, mientras su partido se halla con la candidatura a president de la Generalitat vacante, Fabra escoge la pose ecologista con el programa de recuperación de tortugas marinas que, todo sea dicho, desde su puesta en marcha en 1994, ha acogido y atendido a 338 ejemplares de tortuga, y casi el 90% han podido ser devueltas al mar. Esto, dice el President, “es un gran éxito del que debemos sentirnos orgullosos”.

Para el jefe del Consell, este éxito es el resultado de la colaboración y la coordinación entre la Generalitat, los expertos de L’Oceanogràfic, la Universitat de València, los ayuntamientos y los pescadores. En agosto, después de que unas personas encontraran un nido con huevos en la playa de San Juan de Alicante se activó el protocolo y, gracias al trabajo de todos los profesionales, nacieron un total de 102 crías que están siendo cuidadas en las instalaciones del Arca del Mar y, en parte, en Andalucía debido al elevado número.

Todas las tortugas supervivientes serán liberadas en la primavera-verano de 2015, lo que constituirá la mayor liberación de tortugas marinas en el Mediterráneo Occidental. Un hito, qué duda cabe, para el ecologismo recuperador de un Mediterráneo herido de muerte desde hace décadas por la devastadora acción del hombre.

No obstante, conviene recordar la planta de Castor y, unas millas náuticas más al Sur, las prospecciones que se proponen encontrar petróleo en el Golfo de Valencia… Combatir esas prácticas también entran en las ‘competencias’ del activismo ecologista… aunque no den para foto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *