Connect
To Top

Zuloaga en el París de la Belle Époque

Ignacio Zuloaga (Éibar, Guipúzcoa, 1870 – Madrid, 1945) nace en el seno de una familia de profunda tradición artística. Su abuelo Eusebio era un importante armero y su padre, Plácido Zuloaga, un artesano del damasquinado de fama internacional.

Zuloaga llega a Madrid, donde entre 1885 y 1886 realiza copias de las pinturas de los maestros de la pintura española en sus frecuentes visitas al Museo del Prado. En 1887 decide presentar obra a la Exposición Nacional de Bellas Artes y en 1889 viaja a Roma para completar su formación artística. No obstante, desilusionado por la experiencia académica, a los pocos meses decide poner rumbo hacia París, por aquel entonces capital mundial del arte moderno, donde vivirá, intermitentemente, durante más de 25 años.

Para Pablo Jiménez Burillo, director del Área de Cultura de Fundación MAPFRE, “la aventura europea de Zuloaga permite verlo de una manera muy distinta y mucho más interesante”. Esta exposición profundiza en cómo es el artista que vive París, antes de que pueda exponer en España. No es un pintor ‘muy español’.

Vive en París, pero no está de paso. Vive plenamente integrado en la sociedad y en contacto con la aristocracia de la intelligentsiafrancesa. La gran paradoja es que “precisamente su afán por ser un pintor moderno y francés le termina llevando a ser un pintor español. Es decir, intentando buscar un mundo más internacional, ese mundo le lleva a algo muy español”.

Críticos como Charles Morice o Arsène Alexandre, poetas como Rainer Maria Rilke, artistas como Émile Bernard o Auguste Rodin fueron algunos de los que en el fin de siglo consideraron la obra del pintor español como un referente más en el debate artístico que conducía a la modernidad.

Siguiendo esta línea, más desconocida en España, la exposición pretende mostrar cómo la producción artística de Zuloaga combina un profundo sentido de la tradición con una visión plenamente moderna, especialmente ligada al París de la Belle Époque y al simbolismo que aprende en aquellos años. Pues fue a la luz de este París brillante y dinámico, el anterior a la contienda, centro del gusto artístico y literario, en el que Zuloaga brilló con una luz propia y reconocible, en un camino paralelo y comparable a la de muchos de los mejores artistas del momento: el “elegante” James Abbot Whistler, el “dandy” Boldini, o los representantes de la pintura de la Belle Époque por antonomasia, Sargent, Jacques-Emile Blanche o Antonio de la Gándara, entre otros.

Unos años que tendrán un punto y final en 1914, no tanto por la trayectoria del propio Zuloaga, que una vez encontrada su propia voz y su lugar en el escenario internacional seguirá trabajando dentro de unos mismos planteamientos, sino porque el París y la Europa de antes y de después de la Gran Guerra serán completamente distintos. Una etapa clave del mundo moderno, en la que se establece una frontera que dará lugar a la consolidación de un nuevo escenario: el de la contemporaneidad.

Siguiendo estas pautas, el recorrido por la exposición se ha dividido en las siguientes secciones: ‘Ignacio Zuloaga: sus primeros años’, ‘El París de Zuloaga, Zuloaga y sus grandes amigos: Emile Bernard y Auguste Rodin’, ‘Zuloaga retratista’, ‘La mirada a España’ y ‘Vuelta a las raíces’.

 

Del 28 septiembre 2017 al 07 de enero 2018. Fundación MAPFRE, sala Recoletos. (Madrid).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Arte

  • Joyas de la donación Óscar Alzaga

    El Museo del Prado expone por primera vez las seis pinturas que ingresaron en sus colecciones el pasado mes de marzo gracias a...

    Manuel J. Ibáñez Ferriol9 noviembre, 2017
  • TWO, nueva galería murciana

    El nuevo espacio será dirigido por Eva Hernández Calderón, licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Murcia y con...

    Javier Furio27 octubre, 2017
  • Breve historia del traje y la moda

    Cátedra publica una nueva edición, la decimotercera, de la ‘Breve historia del traje y la moda‘, el clásico ensayo de James...

    Redaccion30 septiembre, 2017
  • El Guggenheim une el arte contemporáneo con Marte

    Chasmata, un evento gratuito que cuenta con la colaboración de BBK y de la Agencia Espacial Europea, permitirá al público viajar al...

    Manuel J. Ibáñez Ferriol30 septiembre, 2017
  • Goya en la corte ilustrada

    Goya deseó desde muy joven el éxito que solo se alcanzaba con una brillante carrera cortesana. Despacio, y dando con habilidad...

    Redaccion29 septiembre, 2017